ACENTOS DEL CORAZÓN por César Rubio  Aracil

ACENTOS DEL CORAZÓN por César Rubio Aracil

Titulo del libro : ACENTOS DEL CORAZÓN
Fecha de lanzamiento : June 30, 2012
Autor : César Rubio Aracil
Número de páginas : 101

ACENTOS DEL CORAZÓN de César Rubio Aracil está disponible para descargar en formato PDF y EPUB. Aquí puedes acceder a millones de libros. Todos los libros disponibles para leer en línea y descargar sin necesidad de pagar más.

César Rubio Aracil con ACENTOS DEL CORAZÓN

Es un libro de sonetos en el que se reflejan el anhelo y la desesperanza, verso a verso la quebrada línea del amor originando variadas sensaciones. Porque César Rubio parece encontrar en las ansias de amar (Y amar; amar. Amar eternamente), sufriendo, y en contadas ocasiones, gozando, la justificación de su existencia. Títulos del poemario, como: Ansias de libertad, El dolor también se olvida, Ausencias, y tantos otros que el lector irá identificando como continuadores de una tendencia lírica y romántica, en César Rubio faro guía de su vida amorosa, ponen al descubierto el perfil atormentado del autor. ¿Reencarnar? ¿Para qué? Que reencarnen las flores, que no piensan, escribe en uno de los epígrafes introductorios de sus poemas.
Acentos del corazón no es únicamente un poemario. Es, además de un canto de amor a la Naturaleza (Para ti, amada Naturaleza; estímulo lírico. Eterna, iniciando así la dedicatoria de este libro), un desgarrado grito en el que el lector podrá hallar el modo sensible de conectar con una visión genuina del humano anhelo de amar.
Y el beso: unidad de medida que el autor utiliza para dimensionar el amor, acredita el talante poético de un romántico, de un idealista enfermo de ternura.
Este libro, que César cede a la ONG PEQUEÑOS PRÍNCIPES (http://app.mundoculturalhispano.com), no sólo pretende comulgar con la fina sensibilidad de sus lectores. También -otra manifestación del amor que el poeta mantiene, diversificando sus ansias de amar-, trata de estimular a quienes se sienten solidarios con el dolor de los niños y niñas de la Tierra. Un bello gesto que, unido a los millones y millones de actitudes positivas del hombre, podrá contribuir, al menos, a hacer soportable el sufrimiento de la infancia.